LOS CUATROS ELEMENTOS Por CHANTAL RIGUELLE

Publié le par Penissard

Los textos « visualizaciones» son viajes en Alfa. Para aprovecharse de sus beneficios, le aconsejamos de los lea detenidamente. Antes de la lectura, respire hondo para provocar un estado de relajación.

 

LOS CUATROS ELEMENTOS Por CHANTAL RIGUELLE :Un pequeño viaje mental a través de los cuatro elementos: Aire, tierra, agua y fuego.

 

El objetivo es la purificación del SER interior.

Me instalo confortablemente y me doy la autorización de consagrar un tiempo para descansar, liberar mi cuerpo y mi espíritu.

Sobre mi pantalla mental puedo fácilmente imaginar una playa, una bonita mañana de verano cuando el sol empieza a calentar la atmósfera. La arena es tibia. Paseo a lo largo del mar, y oigo el ruido de las olas. Mas allá, los delfines juegan haciendo gritos estridentes, casi como una invitación a compartir sus juegos. Es un espectáculo mágico el verlos saltar y luego hundirse en el agua con mucha gracia.

Estoy paseando tranquilamente por la playa. Siento la arena caliente sobre los dedos de mis pies, a medida que mis pies tocan la arena, la energía de la tierra sube a partir de la planta de mis pies y me invade a cada paso. Me siento confortado por su energía.

Es casi nuestra madre, puesto que nos lleva, nos alimenta. Entonces le doy las gracias sinceramente por todos sus dones.

Hace calor, el sol irradia en el cielo azul, sin nubes. Sus rayos me calientan y envuelven todo mi cuerpo

. La energía del sol invade mi interior, pasando por mi cráneo para deslizarse hasta mis pies.

Esta energía cósmica se mezcla con la energía telúrica y crea en mi interior una onda de felicidad y armonía.

Agradezco al sol lo que me aporta: Su energía, su luz, su calor.

Una ligera brisa se levanta, juega con mi cabello y me refresca. Este viento tiene el poder de clarificar mis pensamientos, diluir lo negativo y limpiar mi mente de todos los pensamientos grises.

Ahora que estoy purificado (a) por el viento. Le doy las gracias sinceramente con un gesto amistoso, llevando simplemente mi mano derecha sobre el corazón.

 

Como la temperatura es agradable, avanzo hacia el océano. El agua está tranquila y limpia. Un delfín viene a mi encuentro y me acompaña. Ahora tengo agua hasta la cintura. Otros delfines se acercan y me rozan para recibir una caricia. Este espectáculo me llena de alegría. El agua queda tan clara, pura, tan transparente que me hundo de cuerpo entero.

Y cuando salgo del agua, me siento purificado.

Repito la experiencia varias veces, saltando en el agua. Cada vez que salgo del agua, es como un renacimiento, un bautismo-purificación, que me hace nacer a una nueva vida.

 Cuando surjo del océano, me siento libre, diferente. Liberada de mi antiguo cuerpo. Por fin me siento Yo mismo lleno (a) de nuevas ideas.

Proyecto agua en el aire y la pequeñas gotitas donde se refleja el sol dibujan un arco iris. El arco iris se hunde en mi mirada y diluye la memoria del pasado negativo.

 Observo por última vez el espectáculo emotivo que me ofrecen mis amigos, los defines. Volveré a la realidad con el recuerdo maravilloso de lo que acabo de vivir. Disfruto un momento más de este instante privilegiado antes de volver a la realidad.

Publié dans desarrollo.personal

Commenter cet article