Motivación y éxito!: Og Mandino, un hombre que quiere hablarte de TI!

Publié le par Penissard

 

Este hombre conoce el secreto

Para la realización de tus objetivos.

 

 

Og Mandino, un hombre que quiere hablarte de TI !

Los "10 pergaminos" con poderes potentes

_

   Utilice durante 5 semanas un pergamino. Léelo cada día por la mañana, a medio día y por la noche (en voz alta).

_

   Al cabo de 5 semanas, coge otro pergamino.

Así tu inconsciente tendrá el tiempo suficiente para asimilar estas formulas de éxito.

_

  Vas a notar cambios extraordinarios en tu vida.

  Millones de personas de todo el mundo deben su éxito a las formulas de Og Mandino.

 

 

      Ajunto algunos extractos



 Persistiré hasta alcanzar el éxito


Persistiré, persistiré y persistiré de nuevo. Cada obstáculo que se me presente, lo consideraré como un mero rodeo en el camino que me lleva a la meta, y un desafío a mi profesión. Persistiré y desarrollaré mis habilidades como el marino desarrolla las suyas, aprendiendo a dominar la furia de cada tormenta.

Persistiré hasta alcanzar el éxito.

De aquí en adelante, aprenderé y aplicaré otro secreto de aquellos que sobresalen en su trabajo

Pasaré por alto los obstáculos que se yerguen a mis pies,

Persistiré hasta alcanzar el éxito.


Extracto pergamino III


 

  ¡Me reiré del mundo¡

  

Pintaré este día con risas; pondré marco a esta noche con una canción. Nunca trabajaré para ser feliz; más bien trabajaré con ahínco para no estar triste. Disfrutaré hoy de la felicidad de hoy. No es grano para ser almacenado en una caja. No es vino a guardarse en una vasija. No puede conservarse para mañana. Debe sembrarse y cosecharse el mismo día y esto haré de hoy en adelante.



- Extracto, Pergamino VII

 ¡Soy el milagro más grande de la naturaleza!

   Desde el comienzo del mundo, nunca ha existido otro con mi mente, mi corazón, mis ojos, mis oídos, mis manos, mi cabello, mi boca. Nadie ha podido, ni puede ni podrá caminar y andar y moverse y pensar exactamente como yo. Todos los hombres son hermanos míos y sin embargo soy diferente de cada uno de ellos. Soy una criatura única. Nadie puede manejar el pincel ni el cincel como yo; nadie puede imitar exactamente mi caligrafía; nadie podrá engendrar a mi hijo y en realidad nadie tiene la habilidad de vender exactamente como yo. De aquí en adelante, me aprovecharé de esta diferencia puesto que es un factor que debo promover hasta lo sumo.

Soy el milagro más grande de la naturaleza


 

Extracto, Pergamino VI

 ¡Actuaré ahora mismo!

Actuaré ahora mismo. Actuaré ahora mismo. Actuaré ahora mismo. De aquí en adelante, repetiré estas palabras constantemente, cada hora, cada día, todos los días, hasta que las palabras se conviertan en un hábito como el respirar y las acciones que sigan sean algo tan instintivo como el pestañear. Con estas palabras puedo preparar la mente para realizar todo acto necesario para mi éxito; con estas palabras puedo preparar la mente para hacer frente a todo desafío que el fracasado elude.

Actuaré ahora mismo.

Repetiré estas palabras una vez tras otra. Las pronunciaré cuando despierte al saltar de mi cama, mientras el fracasado duerme una hora más.

Actuaré ahora mismo.

El éxito no esperará. Si demoro, será como una novia que se casará con otro y la perderé para siempre. Ahora es el momento oportuno, éste es el lugar, yo soy el hombre.

Actuaré ahora mismo.


 


¡Me formaré buenos hábitos y seré el esclavo de esos hábitos!

   



   

En realidad, la única diferencia entre aquellos que han fracasado y aquellos que han tenido éxito reside en la diferencia de sus hábitos. Los buenos hábitos son la clave de todo éxito. Los malos hábitos son la puerta abierta al fracaso. De manera entonces que la primera ley que obedeceré, y que precede a todas las otras es la siguiente: Me formaré buenos hábitos, y seré el esclavo de esos hábitos.


Cuando era niño, era esclavo de mis impulsos, ahora soy esclavo de mis hábitos, como lo son todos los hombres crecidos. He rendido mi libre albedrío a los años de hábitos acumulados y las acciones pasadas de mi vida han señalado ya un camino que amenaza aprisionar mi futuro. Por lo tanto si tengo que ser esclavo de los hábitos, que sea esclavo de los buenos hábitos

 

 Adquiriré buenos hábitos y me convertiré en su esclavo.


Extracto, Pergamino I


Hoy multiplicaré mi valor en un cien por cien

 

Hoy multiplicaré mi valor en un ciento por ciento.

Soy como el grano de trigo a quien le confrontan tres futuros. El trigo puede ser puesto en una bolsa y arrojado en un chiquero para alimentar a los puercos. O puede molerse y convertirse en harina y luego en pan. O puede sembrarse en la tierra para que crezca hasta que sus espigas de oro produzcan mil granos de uno.

Soy como un grano de trigo, con una diferencia. El trigo no puede escoger ser de alimento para los puercos, molido para el pan, o plantado para que se multiplique. Yo tengo la facultad de elección y no permitiré que mi vida sea alimento de los puercos ni dejaré que sea molida bajo las piedras del fracaso y la desesperación, y así quebrantado, ser devorado por la voluntad de otros No cometeré el terrible crimen de apuntar demasiado bajo Realizaré la labor que un fracasado no realizará.

Siempre ampliaré mis metas tan pronto como las haya alcanzado. Procuraré siempre hacer que la próxima hora sea mejor que ésta Y cuando haya realizado esto, lo repetiré de nuevo, y de nuevo.


  • Extrato, Pergamino VIII


Curso gratuito de desarrollo personal en línea Inscríbete-aquí!

 


Publié dans desarrollo.personal

Commenter cet article

agencias de eventos Madrid 09/11/2016 10:16

Nuestras emociones y sensibilidades se miden por el grado de motivación que tengamos, de ahí que sea tan importante ser felices ante cualquier aspecto de la vida, maravilloso el post