Permanece en calma incluso ante la adversidad

Publié le par Penissard

 

Permanece en calma incluso ante la adversidad


4 Técnicas clave para adquirir la "Calma"


Los grandes de este mundo, son individuos tranquilos.


Este atributo parece inaccesible para algunos porque la conquista de la calma parece tan alejada…


Como casi todo, la adquisición de la calma es una de las claves para:


- Reaccionar mejor ante la adversidad


- Ganar la confianza de los otros


- Conseguir lograr tus objetivos personales


- Impresionar a otros favorablemente


- Sacar una energía fantástica




¡Las fuerzas de la calma son potentes! Tienes en tu interior esta fuerza. El desarrollo personal de cada individuo debería ser en primer lugar, desarrollar la calma.


No creas que la calma sea una cuestión de carácter. Sí, por supuesto, hay predisposiciones culturales, físicas, etc.


Sino que la calma se cultiva, se aprende. Cuando la calma se convierte en la "parte principal" de tu personalidad, eso se transforma en una FUERZA inagotable para ayudarte a hacer frente a los obstáculos en tu vida.


La vida palpitante, el estrés, atacan realmente esta función rectora que está representada por la calma. La cultura de la calma es una "arma" de éxito para el que la posee. El "magnetismo personal" de algunos, procede en gran parte de esta "fuente" que es la calma.


Adquiriendo la potencia para calmarte, observarás cambios positivos en tu vida. Tu visión de algunas situaciones será más lúcida, tu mirada será más honesta e impresionará a los demás. Lograrás una energía atractiva y desarmarás a tus adversarios más arduos.


Cómo adquirir la "Calma”


Las 4 claves eficaces para disfrutar del más precioso de los atributos:


1 - El control de los gestos


Sí, en tu día a día, incluso sentado, realizas multitud de gestos (inútiles), movimientos nerviosos que gastan una energía extraordinaria, que son una pérdida total de energía, entonces la suma de toda esa considerable energía agotada en estos gestos sin control, será una fuente de depresión.


Comienza por ser consciente de estos movimientos de impaciencia, gestos desordenados, (movimiento de pies, manos, etc.) qué abastecen tus reacciones ante los acontecimientos exteriores. Toma conciencia de este "derroche" de impulsos nerviosos.

Intenta entonces reducir estos movimientos parásitos.


¡La ventaja es considerable! Por cada movimiento automático y nervioso elegido, ¡"acumularás" una unidad de fuerza en tu interior! Guarda el impulso nervioso para el momento en que lo vas a necesitar.


2 - El control de la palabra


La palabra gasta mucha energía. El conferenciante a menudo se encuentra agotado al final de su presentación. Del mismo modo, en la cultura del "Potencial de la Calma", el control de la palabra es un tanque donde se acumula una energía formidable e ilimitada.


Cuida de contener las palabras sin verdadera importancia. Se vigilante con las observaciones inútiles, automáticas. El simple hecho de querer anunciar una buena noticia puede hacerte efectuar numerosos kilómetros.


Intenta hacer lo contrario, retener estas palabras. Al menos, intenta contenerlas, a fin de anunciar esa noticia un poco mas tarde, dentro de 3 horas.


Esta forma de "retención" va a contribuir a darte un mejor control y sobre todo CALMA.


3 - El control de los pensamientos


El origen de la ansiedad o de la serenidad no debe buscarse fuera de ti. Bien al contrario, es en TÍ que la fuente de la calma va a perfilarse


Debes efectuar más control sobre tu mente. El individuo agitado se pierde en una multitud de pensamientos, sin final, que cruzan su mente. ¡Sin descanso! Cada pensamiento atrae a otro, hasta la pérdida de la concentración.


¡El individuo tranquilo intenta siempre fijar su pensamiento sobre un punto! En cuanto los pensamientos se alejan de su objetivo, reacciona reorientando el "foco de su mente" en la dirección elegida.


Por lo tanto, la mente controla el cuerpo. Trae siempre tus pensamientos hacia el objetivo, sin forzar, simplemente fijando tu atención hacia el punto final.


Cuando te sientas nervioso(a), utiliza imágenes mentales que representen la Calma. Piensa por ejemplo, en un viejo roble de 100 años. Está allí, bien afianzado en el suelo. Las tormentas no tienen ningún impacto sobre él. Luego, conviértete en este roble. Identifícate con este árbol "símbolo de potencia y calma".



4 - El control de la respiración


Es el más grande de los secretos para conseguir la Calma.


¿Por qué?


Los amos de la investigación interior, los Yoghis nos enseñan que su formidable autocontrol procede del control de la respiración. Por supuesto, estudios realizados en laboratorio revelaron algo asombroso:


Cuando la respiración es rápida y corta, la actividad mental se vuelve agitada, y el cuerpo estresado.


Cuando la respiración es larga y profunda, la actividad mental es más lenta, concentrada y el cuerpo está relajado.


Acuérdate de esto: Es imposible, IMPOSIBLE ponerte nervioso cuando tienes una respiración tranquila y profunda.


¡Inténtalo! Cuando sientas rabia, agitación, observa tu ritmo respiratorio. Harás un gran descubrimiento.

El hombre tiene la suerte (porque el animal no puede controlar su respiración conscientemente), de poder controlar su respiración.


Toma el control de tu respiración. Respira hondo y tranquilamente. Al cabo de algunos minutos te darás cuenta de que tu paz ha vuelto.


La cultura de la Calma será progresiva. Conocerás momentos de "pérdidas de control".

¡Es cierto! Sin embargo, las próximas victorias serán cada vez más fáciles. ¡Persiste!


Recuerda esta frase:


La cólera, la agitación son fuerzas, pero la Calma es una fuerza superior.


Didier Pénissard


¡Invierte en ti!




Publié dans desarrollo.personal

Commenter cet article